Código Ético

  • font size

Código de conducta para nuestro profesorado

En English Studio contamos con un estricto código ético que aplicamos a nuestra metodología y profesorado con el fin de obtener los mejores resultados.

  1. El centro se compromete a facilitar a los alumnos la compra o adquisición de un material de enseñanza suficiente y apropiado a las finalidades del curso, elaborado por personas dotadas de la cualificación necesaria según sean, la materia impartida, el objetivo del curso y la finalidad del mismo.
  2. Durante el curso se utilizará un método de enseñanza apropiado a las capacidades y conocimientos que se pretende que alcancen los alumnos. En este sentido, el centro se compromete a dar la información completa, detallada y personalizada sobre las características del mismo.
  3. El profesorado del centro contará con la titulacióny la experiencia docente adecuada a la materia que se pretenda impartir. Además de supervisar sus progresos, los profesores facilitarán al alumno las orientaciones que necesite para llevar a buen fin sus estudios.
  4. El centro se compromete a establecer un número máximo de alumnos por cada aula o profesor que permita alcanzar los fines académicos previstos. Con este fin los grupos deberán guardar la debida homogeneidad en su composición.
  5. El centro tendrá a disposición de los padres y/o alumnos un servicio de información y orientación que en todo momento les brinde la oportunidad de conocer suficiente y adecuadamente las características de los cursos que se imparten, los conocimientos previos requeridos y que permita solventar todo tipo de incidencias y consultas que puedan surgir en torno a la prestación del servicio.
  6. El centro no utilizará denominaciones o expresiones que, por su significado o por el idioma que se utilice, puedan inducir a engaño o confusión sobre la naturaleza o nacionalidad del centro, la validez académica de las enseñanzas que se imparten y de los títulos, certificados, diplomas etc, que se expidan. La oferta o promoción y publicidad del centro o de los servicios que preste, no inducirán a error a los destinatarios de los mismos sobre la naturaleza y características del centro, de los servicios que preste y de las titulaciones, certificados y diplomas que expida. En este sentido no se pueden crear falsas expectativas culturales o profesionales. En particular, no vamos a utilizar expresiones que induzcan a los destinatarios al convencimiento de que esa enseñanza es oficial o de que posee validez académica, si no es el caso.
back to top